Blog de aparatología estética

Imprimir

Todo lo que necesitas saber sobre el Láser de Diodo

Activado .

Todo lo que necesitas saber sobre el Láser de Diodo

No cabe duda de que el láser de diodo es una opción de depilación definitiva excelente para cualquier centro de estética, ya sea grande o pequeño. Si lo que estás buscando es un método de depilación para olvidarte del pelo para siempre, te recomendamos que escojas un centro que disponga del láser de diodo ya que, sea cual sea tu tipo de piel y color del vello, acertarás seguro.

Ya nadie discute sobre los resultados que ofrece este tipo de depilación y, en muchas ocasiones, a la profesional esteticista le asaltan más bien dudas sobre qué equipo escoger entre la amalgama de opciones disponibles actualmente en el mercado. Ante esto, lo mejor que puede hacer una buena esteticista es empaparse de toda la información posible sobre este sistema depilatorio, para poder contar con el mejor criterio al elegir un equipo u otro.

No os vamos a engañar, conocer a fondo el funcionamiento de un equipo de este tipo os llevará un buen rato, eso sí: será una inversión en tiempo que seguro se verá recompensada una vez que hayas escogido el mejor equipo de láser de diodo para tu centro de estética. Si estás buscando un centro donde depilarte también te interesa esta información, ya que os daremos las herramientas que necesitáis para escoger el mejor centro donde depilarte.

Además, despejaremos las dudas más comunes que traen de cabeza tanto a profesionales de la estética como a usuari@s que se encuentran perdid@s en el mar de posibilidades que tenemos a nuestro alcance.

 

¿Qué es el láser de diodo y cómo funciona?

El láser de diodo es un sistema de depilación definitiva que lleva ya en el mercado más de diez años. Se trata de un sistema eficaz de eliminación del vello, capaz de tratar prácticamente todo tipo de piel y de pelo, sin riesgos y en cualquier época del año.

Consiste básicamente en un dispositivo que emite luz monocromática y unidireccional, cuya longitud de onda logra destruir el folículo piloso. Esta alta potencia reduce la duración de tiempo de pulso, consiguiendo la cantidad de energía necesaria para lograr su objetivo (entre 10 ms y 400 ms).

 

Diferencias entre el láser de diodo y otros tipos de láseres: Alejandrita, Rubí y Neodimio

La característica más importante entre los diferentes tipos de láseres disponibles hoy día en el mercado (alejandrita, rubí y neodimio) radica en la longitud de onda. En este sentido, cuanto mayor es la longitud de onda, más posibilidades hay de que se produzca la penetración en la piel y haya una menor absorción por el cromóforo. De este modo, las longitudes más próximas al infrarrojo son las más óptimas para la absorción de la melanina, por lo que estaríamos hablando de 700-1400 nm. El nanómetro (nm) es el sistema con el que se mide el espectro electromagnético de emisión de cada láser.

Según la experiencia de expertos dedicados durante más de una década a mejorar el rendimiento de los equipos de láser, se ha demostrado que la emisión que mejores resultados obtiene es de 808 nm. Existen dos razones por las que han llegado a esta conclusión: por un lado, esta emisión es capaz de actuar en la melanina del pelo llegando hasta su raíz y actuando directamente sobre el folículo piloso. Por otro lado, una longitud de onda más larga garantiza que la piel adyacente no sufra ningún tipo de daño, pudiendo aplicar este sistema depilatorio sin riesgos para la salud.

En cuanto a los otros tipos de láser, el Alejandrita emite a 755 nm, el de Rubí a 694 y el de Neodimio a 1064. El de Alejandrita no resulta apropiado para pieles oscuras o que hayan sido expuestas al sol. El de Rubí, por su parte, solo es apto para pieles claras y vello oscuro. Por último, el de Neodimio, aunque es apto para todo tipo de pieles (incluso bronceadas) no es tan eficaz como otros, ya que si quieres conseguir buenos resultados será necesaria más potencia, lo que provoca más dolor que otros. Esto hace que el de Neodimio se recomiende únicamente para vello bastante grueso y profundo.

Por tanto, pocas dudas quedan de que, a la hora de decantarse por uno u otro tipo de láser, el de diodo es la elección más acertada. Es el único sistema de depilación con el que podrás tratar todo tipo de pieles con total eficacia, seguridad y sin dolor.

 

Diferencias entre el láser de diodo y la fotodepilación

Otro sistema de depilación definitiva eficaz es la fotodepilación. Los resultados son bastante parecidos a los del láser de diodo, pero con ciertas diferencias:

  • La fotodepilación, además de eliminar el vello, se puede conseguir también una piel más tersa y suave, ya que ayuda a la desaparición de granitos y poros grandes.
  • Con la fotodepilación los resultados son visibles a partir de 10 después de la primera sesión. En el caso de aplicación de fototerapias los resultados son inmediatos.
  • Las sesiones necesarias para acabar con el vello en el caso de la fotodepilación pueden aumentar sensiblemente con respecto a las del láser de diodo, ya que hablaríamos de 6 a 10 sesiones.

 

Resultados del láser de diodo y duración de las sesiones

Con una media de 5 a 8 sesiones, en la mayoría de los casos, se elimina entre el 80% y el 90% del vello, siendo visibles los resultados a partir de la tercera semana. En cuanto al 10 o 20% restante del pelo que no se elimina, se trata de vello residual, muy fino y con largos periodos entre recrecimientos.

En ciertas ocasiones, dependiendo sobre todo de aspectos como el color, el grosor del pelo, el color de la piel o el área que se trate pueden ser necesarias algunas sesiones más o menos.

En cuanto a la duración de la sesión, con los sistemas de láser de diodo más eficaces no superamos los 40 minutos por sesión, independientemente de que sean piernas completas, ingles o axilas.

 

¿Es cierto que duele el láser de diodo?

Falso, las sesiones del láser de diodo son indoloras. Es lógico pensar que un equipo que incide sobre la piel a unas temperaturas muy altas debe producir bastante dolor. Nada más lejos de la realidad, tras años en el mercado, electrónicos e ingenieros han dado con la fórmula sin dolor. Destruir la raíz del pelo sin que nos enteremos no es ciencia ficción, ya es una realidad. Así que tanto si quieres adquirir un equipo como si estás pensando en hacerte este tratamiento, ¡que no te engañen! Existen técnicas totalmente indoloras por dos motivos:

  1. Los equipos más avanzados disponen de un cabezal de Zafiro cuya misión es el enfriamiento de la piel. Al conseguir bajar la temperatura de la zona a tratar a 5ºC se reduce prácticamente a 0 la sensación de dolor, logrando que las sesiones sean incluso confortables.
  2. El sistema XHR aplica cantidades de energía muy pequeñas, pero que en milésimas de segundo se va captando cada vez más temperatura en el vello. ¿Qué logramos con esto? Que la sangre y el agua no aumenten de temperatura (¡esto sí que provocaría dolor!), mientras que el pelo sí que alcanza la temperatura que necesita para atacar al folículo piloso.

 

Inconvenientes del láser de diodo

Hasta ahora, hemos hablado de las bondades del láser de diodo, pero no todo es tan bonito. Como todo en esta vida esta técnica también tiene sus inconvenientes y queremos que los conozcas para que tengas toda la información que te ayude a escoger el mejor método de depilación:

  • En el caso de que la sesión de láser sea realizada por una profesional sin formación ni experiencia pueden producirse efectos adversos en la piel, como: enrojecimiento, manchas, irritación y hasta quemaduras y cicatrices. Aunque todo esto es poco probable que ocurra, debes asegurarte de que recibes la formación adecuada para la utilización del equipo para reducir totalmente los riesgos. Si te vas a hacer un tratamiento de depilación definitiva, conviene que te asegures de que el centro es fiable: busca opiniones de otras personas, solicita información sobre el equipo y sobre la cualificación del personal que realizará la sesión.
  • Con la tecnología láser que existe actualmente es imposible eliminar las canas. ¡Que no te engañen! Algunos centros o vendedores de equipos dicen disponer de aparatos de láser capaces de acabar con las canas, pero esto es algo a lo que todavía no llega la tecnología (aunque todo a su tiempo). Cuando mejor funciona el láser es con pelo negro y grueso, aunque también es muy eficaz cuando se trata de luchar contra el pelo clarito y fino. Sin embargo, el tema de las canas ya es un caso aparte, ya que este vello no tiene pigmentación alguna, haciendo que sea totalmente imposible la opción de eliminarlo.
  • El láser se puede aplicar prácticamente en cualquier parte del cuerpo, hasta las zonas más sensibles como ingles o axilas. No obstante, hay una zona para la cual no está recomendado: las cejas, puesto que al estar tan cerca del ojo existe el riesgo de causar daño ocular.
  • No existe ningún sistema totalmente eficaz en lo que a eliminación de vello se refiere. Esto quiere decir que ni con ningún tipo de láser ni con la fotodepilación podremos eliminar el 100% del pelo. El cuerpo humano está en constante regeneración y, por mucho que lo intentemos, siempre quedará un vello finito y residual con el que nos será muy complicado acabar.
  • Esa regeneración continua a la que nuestro cuerpo está expuesto hace que sea también necesario realizar sesiones de mantenimiento, aproximadamente cada 12 meses. Cuando queremos eliminar el pelo, la tendencia natural de este es volver a salir y, pasado un tiempo, si no hacemos nada, lo logrará. Por este motivo es necesario, sobre todo en el caso de los hombres, realizar sesiones anuales que incluso en algunos casos pueden ser cada seis meses.
  • El precio de las sesiones puede ser una desventaja para mucha gente. Las ventajas de no tener que volver a depilarte son infinitas, pero aún así, no todas las personas están dispuestas a pagar el precio que supone olvidarte del vello. Si se trata de zonas del cuerpo más extensas, el coste se incrementa, aunque también lo hace la comodidad de no tener que depilarte las piernas, el pecho o la espalda durante meses.
  • Si lo comparamos con la fotodepilación, el láser de diodo no permite tratar inestetismos faciales, como acné, manchas, cuperosis… Si bien es cierto que como resultado se consigue una piel lisa y fina, no tiene otro tipo de aplicaciones que no sean la eliminación del vello.

Muchos de estos inconvenientes lo son también de cualquier sistema depilatorio permanente, por lo que no existe demasiada diferencia entre escoger uno u otro, ya que siempre nos encontraremos los mismos puntos en contra.

 

Pero… ¿Cómo escojo el mejor equipo?

Aquí te hemos dado un montón de información sobre el láser de diodo, como sistema de depilación permanente: cómo funciona, qué ventajas tiene respecto a otras similares, qué inconvenientes tiene… Esta información seguro te servirá como punto de partida para saber un poco más a la hora de consultar características, precios… No obstante, es tan importante la calidad del equipo como los servicios y fiabilidad de los profesionales que los comercializan. En Avanxel no nos cansamos de repetir que tienes que rodearte de los mejores si quieres asegurar tu éxito y para eso lo primero es investigar un poco sobre la empresa distribuidora. Averigua qué trayectoria tiene; por ejemplo, si lleva funcionando menos de cinco años puede que aún no tenga el suficiente recorrido. En este sentido, cuantos más años de experiencia en el sector de venta o alquiler de aparatología estética mucho mejor. Intenta averiguar también con qué personal cuentan y si disponen de la formación adecuada y los conocimientos suficientes para asesorarte en la adquisición del mejor equipo.

Otros aspectos a tener en cuenta son los años de garantía que te ofrecen (lo ideal son 5 años), el coste de reparaciones y si puedes contar con equipo de sustitución para no tener que cancelar citas. Por supuesto es también importantísimo que te asegures que el equipo que adquieras cumple la normativa CE específica para que no tengas ningún problema. Debes preguntar y comprobar que el aparato se haya fabricado bajo las normativas de seguridad eléctrica y compatibilidad electromagnética CEI EN 60601-1 y CEI EN 60601-1-2. Por otro lado, la formación y los protocolos de trabajo son vitales para sacar el máximo rendimiento al equipo de láser de diodo y conseguir los mejores resultados posibles. La empresa que comercializa el equipo debería proporcionarte tanto la formación como una línea abierta para cualquier duda que te surja una vez que te quedes sola con tu equipo. Además, para asegurarte de que utilizas el equipo correctamente es imprescindible que te ofrezcan protocolos de trabajo, de modo que tendrás la seguridad de estar utilizando el láser de manera correcta y sin riesgos.

Por último, si además de todo esto te ofrecen facilidades de financiación para que puedas pagar el equipo cómodamente sin que tu negocio se resienta, mucho mejor. Así que no te olvides de preguntar las formas de financiación a la hora de comprar un equipo de láser de diodo.

Con este artículo esperamos haberte ayudado a despejar las principales dudas sobre el láser de diodo. Seguro que ahora, cuando comiences a buscar el mejor aparato de depilación permanente para tu centro de estética, lo tendrás mucho más fácil. Al menos dispones de un punto de partida que te servirá en gran medida a decantarte por la mejor opción.

 

Aparatología estética