Blog de aparatología estética

Imprimir

Los efectos del tabaco sobre la piel

Activado .

Los efectos del tabaco sobre la piel

El tabaquismo tiene efectos devastadores sobre nuestra salud, pero también sobre nuestro aspecto físico. El tabaco es la mayor causa de muerte a nivel mundial, ya que está relacionado con patologías graves como el cáncer y enfermedades cardiovasculares y respiratorias, además de provocar nefastos efectos a nivel estético. Repasamos de la mano de la doctora A. López Barri, a través de un artículo publicado por la Sociedad Española de Medicina Estética, las consecuencias del tabaquismo en dermatología y estética.

Según la especialista, los efectos más llamativos del tabaco en dermatología estética son la aparición de arrugas en la piel, los trastornos en la cicatrización de las heridas, así como la coloración amarillenta en las uñas o el cabello.

Respecto a la aparición de arrugas, la doctora señala que el tabaco “causa arrugamiento y hace a los fumadores prematuramente viejos con pérdida de atractivo”, de forma que el aspecto facial de las personas que fuman responde a un patrón de arrugas muy marcadas, aspecto demacrado con prominencia de los huesos, apariencia grisácea de la piel y complexión pletórica rojo púrpura, tal y como se ha ido demostrando a través de las diferentes investigaciones sobre el tema.

En cuanto a los trastornos en la cicatrización de las heridas, tal y como señala la doctora López Barri, también éstos han quedado demostrados en numerosos estudios, que han puesto en evidencia la certeza de que la cicatrización de las heridas empeora por el efecto de la nicotina, así como de la relación entre el número de paquetes fumados por día y la aparición de necrosis postoperatorias, un hecho explicable por el efecto vasoconstrictor de la nicotina. Por estos efectos, la doctora señala que “antes de un acto quirúrgico y después del mismo no se debe fumar, debiendo ordenar al enfermo que suprima el tabaco de una a tres semanas antes y cuatro o cinco semanas después de la operación”. Así mismo, “se debe prohibir fumar a los diabéticos y a los pacientes con enfermedad de Leo-Buerger”, afirma.

Por otra parte, también se producen otros efectos antiestéticos como consecuencia del tabaquismo, como son la coloración amarillenta-parduzca de las uñas de los dedos que sujetan el cigarrillo, así como la coloración amarillenta del cabello en los fumadores.

Finalmente, la experta hace referencia al tratamiento indicado para evitar los efectos negativos del tabaquismo sobre nuestro aspecto físico, que pasarían ineludiblemente por abandonar el hábito. A partir de ese momento, “los efectos del tabaco son progresivamente reversibles”. Para todas la patologías que afectan a la estética, la doctora señala que se pueden utilizar cremas de estrógenos, cremas con ácido retinoico, cremas con ácido glicólico, peefings, resurfacing con láser, administración de medicamentos anti radicales libres (vitaminas A, C y E, zinc, betacaroteno, selenio, etc.), así como recomienda evitar el sol y el alcohol.


También te puede interesar...