Blog de aparatología estética

Imprimir

10 errores que no debes cometer en las redes sociales de tu centro de estética

Activado .

10 errores que no debes cometer en las redes sociales de tu centro de estética

Crear una página de tu centro de estética en una o varias redes sociales es una tarea relativamente fácil, que puede llevarte tan solo unos minutos. Lo difícil es saber cómo gestionar esos perfiles o páginas reduciendo al máximo los errores, y economizando el tiempo que dedicas a esta tarea. En este artículo te explicamos algunos de los errores más comunes que se comenten al gestionar redes sociales:

  1. No tener un Plan de Social Media. Un Plan de Social Media (PSM) es un documento vital que nos ayuda a gestionar nuestra presencia en las redes sociales. Gracias a él tendremos claro por qué estamos en las redes sociales y qué acciones tenemos que llevar a cabo para conseguir nuestros objetivos. En esta hoja de ruta quedarán plasmados los objetivos, el público al cual dirigirse, las redes sociales en las que estará presente tu centro de estética, las acciones que se llevarán a cabo, cómo se realizarán y el establecimiento de un sistema de medición. No disponer de un PSM implica no tener claro hacia dónde vamos, lo que tenemos que hacer o si lo que hacemos está funcionando o no.
  2. No medir resultados. La medición de las acciones que realizamos en redes sociales nos ayudará a conseguir datos cuantitativos de nuestro trabajo. Esto nos servirá para saber si lo estamos haciendo bien o si, por el contrario, no estamos obteniendo los resultados que esperábamos y, por tanto, necesitamos cambiar de estrategia. La mejor manera de medir es definir unos Indicadores Clave de Desempeño o KPIs (Key Performance Indicators) que dependerán de la red social en la que nos encontremos. Algunos ejemplos de KPIs según la plataforma social son, en el caso de Twitter, número de retuits, “me gusta”, seguidores o menciones; y, en el caso de Facebook, número de “me gusta”, número de comentarios en la página, visitas a la página o fans.
  3. No actualizarte en nuevas tecnologías. La persona encargadas de la presencia en redes sociales de tu centro de estética ha de mantenerse constantemente actualizada en lo que se refiere a las nuevas tecnologías. Por ello, ha de ser una persona curiosa y que le apasione la tecnología, ya que ¡todo cambia muy rápido! Además tiene que ser autodidacta y aprender por sí misma: tener la capacidad de probar herramientas nuevas, asistir a eventos y, en definitiva, estar al día de lo último. Por todo ello, sería un error que quien se encargara de hacer este trabajo no disfrutara con él, puesto que implica una gran dedicación y pasión.
  4. No “escuchar” . Es importante estar alerta de las conversaciones que tienen lugar en Internet en torno al sector de la estética. Esto nos ayudará, no sólo a detectar los temas que interesan o preocupan a nuestros posibles clientes, sino también podremos saber si están hablando de nosotros con el fin de detectar problemas de reputación online de nuestro negocio. Para realizar una escucha activa en Internet puede ser de gran utilidad configurar un canal RSS o utilizar herramientas de monitorización como Google Alerts o Radian6, por poner algunos ejemplos. En lo que se refiere a los seguidores de tu centro de estética es un error ignorar las posibles quejas, sugerencias o inquietudes que tengan.
  5. No actualizar tus páginas en redes sociales. El día a día a veces nos consume y cuesta realizar ciertas tareas de manera constante, como por ejemplo actualizar periódicamente los perfiles en las redes sociales. No obstante conviene que hagamos esta tarea de forma regular, ya que no da muy buena imagen que la página de Facebook o de Google Plus de tu centro de estética esté desactualizada. Tampoco es cuestión de publicar varias veces al día, de hecho ni siquiera es aconsejable hacerlo todos los días, sino mantener un ritmo constante de entre 3 o 4 publicaciones por semana en días y horas en que más repercusión pueda tener una publicación entre tus seguidores. Lo importante es marcarse un objetivo lo más realista posible y cumplirlo siempre.
  6. Perder la paciencia. Enlazando con el punto anterior, además de actualizar los perfiles en redes sociales de tu centro de estética regularmente, has de tener mucha paciencia. No te llegarán nuevos seguidores de un día para otro, si no que los resultados serán visibles a largo plazo. Si lo haces bien y no pierdes la paciencia, poco a poco crearás una comunidad interesada en los contenidos que publicas, y muchas de estas personas podrán llegar a convertirse en clientes de tu centro de estética cuando menos te lo esperes. Pero has de ser constante y paciente.
  7. Errores en redes sociales, enfadarte ante comentarios ofensivos
  8. Enfadarte ante comentarios ofensivos. No debes tomarte como personales los comentarios ofensivos que pueda realizar alguna persona en los medios sociales sobre tu centro de estética. El mejor consejo es que no respondas nunca “en caliente”. Relájate, sé respetuosa y, si respondes correctamente, tu centro de belleza y tú daréis una imagen de profesionalidad y buenos modales que incluso puede ir a favor de tu negocio.
  9. Eliminar contenido. Una de las peores cosas que puedes hacer en redes sociales es borrar contenido que no te guste de algún seguidor o fan de tu página. El motivo es que hacer esto puede provocar el efecto contrario de lo que buscamos, es decir, que la persona que lo ha publicado se ofenda y difunda comentarios negativos sobre tu negocio. Es lo que se denomina como el Efecto Streisand. Lo mejor que puedes hacer es lo que te hemos aconsejado en el punto anterior: no responder “en caliente”, relajarte y ser respetuosa con tu comunidad de seguidores.
  10. No reconocer errores. Todos cometemos errores en algún momento, es uno de los principales rasgos característicos del ser humano. Quienes no los reconocen, a menudo son tachados de personas orgullosas. Por ello, si cometemos un error al hacer un comentario a alguien que le pueda parecer ofensivo o damos una respuesta que no es del todo correcta, hemos de ser capaces de admitirlo. Nuestros seguidores agradecerán que seamos honestos y reconozcamos que nos hemos equivocado. Este hecho dice mucho de cómo nos ven otras personas y ello repercutirá positivamente en tu negocio.
  11. Hacer excesiva publicidad de tu centro de estética. Se debe evitar lo máximo posible hacer “autobombo” de tu centro de estética. Es muy difícil conseguir seguidores para tu centro de belleza si los únicos contenidos que publicas hablan sobre las bondades de tus servicios y productos. Has de aportar contenidos de valor añadido para tus clientes y, en ocasiones, publicar información sobre servicios, promociones, productos de cosmética, etc. Para tener una referencia, los contenidos publicitarios de los perfiles de tu centro de belleza en redes sociales no deberían superar el 20% de todo lo que publicas.

Siguiendo estos consejos y el sentido común es posible gestionar las páginas de tu negocio en los medios sociales, consiguiendo con ello atraer nuevos clientes. Existen también empresas especializadas en gestionar tu presencia online, como por ejemplo WebdeEstetica.es o en JoomlaMadrid. Si dejas esta tarea en manos de profesionales, también podrás centrarte más en otros aspectos de tu negocio, maximizando así tu inversión y las posibilidades de conseguir nuevos clientes.


También te puede interesar...